Tus lumbares

Amor anatómico

(Son las encargadas de recibir la mayor carga de peso)

Llegados a este punto confieso:

No hay momento más cercano al éxtasis en mí
que cuando me tomas la mano y la acercas aquí
justo donde te pesan los sentimientos,
para que los acaricie, los mime, los alivie.

Y además informo:

A quien deseo en mi vida es a ti plena.
Belleza humana, cálida y perfecta.
Vida en tu interior.
El paso del tiempo en tu cuerpo.

Deseo sin maquillajes ni escondites.
La sofisticación es engañosa.
El diseño elude la realidad.
Mi amor hacia ti, sin embargo, es simple y sincero.


Más artículos de Martina Luisa

Ver todos los artículos de