Sumisión

Cruzando los límites

En contra de la opinión de sus jefes, Amina colgó un vídeo en todos los canales privados de YouTube de las etnias locales, pidiendo la liberación de su tía a cambio de un acuerdo con un responsable de la CIA, que sería ella misma.


El violinista

Cruzando los límites

Isaac no entendía lo que estaba pasando. Eran niños, ¿qué podían hacer con ellos? Dos días sin comer en una carpa fría, estrecha y desangelada, construida con lonas para resguardarlos de una lluvia que no cesaba de caer, inclemente, resbalando sobre la tela mientras formaba dibujos de serpientes.