Casablanca

Miradas de cine

Sin la mirada el cine no existiría, como no existiría la pintura. Una buena mirada en el cine lo puede suponer todo, y conseguir mirar por encima del argumento o de la palabra, una manera de disfrutar cualificada.