Maneras de despedirse

Pesca de arrastre

Un escalofrío recorrió mi espina dorsal cuando, al regresar a casa tras el entierro y visitar aquella noche mi página de Facebook, pude comprobar que entre los que le habían dado al “me gusta” figuraba el fallecido.


Fin de temporada

Pesca de arrastre

Pensó Sergio Pérez que nunca llegaría el momento de salir de casa, coger un tren y dejar atrás los días de confinamiento y privaciones. Ahora por fin era relativamente libre.


Todo mentira

Pesca de arrastre

Pasaron los meses y llegó el día aquel en que descubrí que mi mujer me engañaba. Yo, por mi parte, me hice el loco. Eso sí, procuré blindar en el banco la parte de los ahorros que provenía de mi nómina y de la herencia de mis padres.