Maneras de despedirse

Pesca de arrastre

Un escalofrío recorrió mi espina dorsal cuando, al regresar a casa tras el entierro y visitar aquella noche mi página de Facebook, pude comprobar que entre los que le habían dado al “me gusta” figuraba el fallecido.