El muro

Escalofríos

No debemos dejar de caminar, siempre hacia adelante, sin mirar nunca hacia atrás. Supongo… Es lo que creo y me han enseñado. Sí, nuestros pasos deben seguir plantándose uno detrás del otro para seguir avanzando.


Berlín

Escalofríos

Estaba viendo la escena en blanco y negro, o, al menos, en un color muy desleído, como si el tiempo y la luz hubieran hecho su trabajo.


Me persigue

Escalofríos

Sabía fehacientemente, lo sentía visceralmente, que había alguien o algo ahí, a mi espalda, que iba tras de mí, algo amenazante, algo terrorífico.


Círculo

Escalofríos

Algo de ella me repele, algo que no sé definir con palabras pero que, como un destello, se ha impresionado en mis sentidos.