Página en blanco

El asombro del tritón

Fueron trescientos mil voltios de descarga eléctrica los que cayeron sobre el Hijo de Dios. Su mente, demudada, quedó como una página en blanco, absolutamente desconectada del pasado, del mundo, de sí misma.