El límite definido

Poemas monstruosos

 

 

Dice Rafael Argullol 
que en lo monstruoso cristalizan nuestros miedos, 
pero a la vez es la insinuación de un espacio de libertad

es el bárbaro del norte 
que hace temblar al senador romano
y a la vez despierta la lujuria 
de la esposa del senador
o de su mancebo

es la bruja que arde en una hoguera
por practicar un arte prohibido,
que en realidad es la mujer sabia 
que remedia y sana, 
escondida del biempensante 
en su paraíso del bosque 

es el hueco y la sombra en el armario
que no deja dormir al niño
y a la vez los tentáculos que arrastran
a un universo infinito por el que vagar
por lo mágico, por lo oculto

el monstruo es lo otro, lo incomprensible,
el enemigo más peligroso 
porque es informe y puede ser cualquiera
y tu mejor aliado
cuando cierras los ojos
y quieres saltar al otro lado

es el golem sin mente, mera materia,
que se pasea por las calles de la vieja Europa,
es el alma espectral, es el hombre artificial, 
es el miedo en la masa, el miedo a la masa
y a la vez el barro esencial
con el que construir el relato 
de lo puro, de lo bello, de lo inmediato

el monstruo es el pavor fascinante 
es el límite redefinido
es lo externo a lo palpable, es lo indecible
es lo etéreo que asusta y permite
es lo que no contemplan los sentidos
nido de miedos y de mitos.