Tu torso

Amor anatómico

 

(Una de las partes fundamentales del cuerpo)

Llegados a este punto, confieso:
Quedando así,
desnudos los cuerpos,
no puede haber enfrentamiento.
Solo comunión.

Deja que te desee bien primero.
Columna, esternón, costillas.
Para pasearlas despacio
con los dedos,
con los labios.

Y además informo:
Ni pudores
ni miedos
valen aquí.

Aquí solo hay mucho amor que compartir.

Corazón, riñones, estómago, pulmones.
Nos latimos, dentro.
Nos bebemos, bien.
Nos comemos, mucho,
sin límites anacrónicos.
Nos respiramos, por completo….

No, no hemos terminado aún.
Yo quiero dar otra vuelta.

¿Y tú?

 


Comparte este artículo


Más artículos de Martina Luisa

Ver todos los artículos de