Poemas breves II

Sin timón y en el delirio

 

Escribir cerezo porque da paz escribir cerezo
escribir espigado porque es una palabra hermosa
escribir viento porque sí, porque puedo.

Laura Tomàs

 

Para entender la eternidad, nos bastamos.
Podemos sernos. Lo único que necesitamos es
calcular cuidadosamente el momento oportuno.


En estos domingos que huelen a ti,
cuando se eriza tu tiempo a mis espaldas
siento una anticipación en la piel.


Raíces y ramas unen esfuerzos
para hacer posible lo inalcanzable.
Como cuando te sientas a mi lado.


Las fotos antiguas son objetos planos
que por un lado pueden cortarte las venas.
Cuidado con los recuerdos de familia.


Arrancarle la corteza al mundo cada día
como a una naranja o a un misterio
y no gritar al ver lo que hay debajo.


Comparte este artículo


Más artículos de Muñoz Jaume

Ver todos los artículos de