Para qué sirve comer

Susurros a bocajarro

 

Ahora que comer sirve solo para no tener hambre
fumo más y ahumo menos,
apenas lloro poco,
oigo música a fondo,
no lleno nunca la bañera,
se me olvida barrer los jueves,
me crece el polvo cada martes,
me siento a leer cuando hace sol,
escribo cuando llueve
y amaina antes que acaben los poemas.

Aún me tiemblan los tobillos si miro fijo al mar,
sigo llegando tarde antes de tiempo,
cada vez más, tartamudeo,
el día continúa incluso anoche,
se me queman otra vez en el horno las patatas
pero no me saben tristes,
ahora que comer sirve solo para no tener hambre.


Collage: Susana Blasco, colección Antihéroes. 


Comparte este artículo


Más artículos de Soteras Myriam

Ver todos los artículos de