Tres golpes

Escalofríos

Sólo al salir de la oficina y apuntarme con unos compañeros a tomar unas copas en un bar cercano, pareció retirarse de mi espíritu esa incómoda sensación de que algo no andaba bien en mi interior.