Otrora

Pneumas

 

Esclerosadas intenciones
de pálpitos sociales.

Amalgamadas y patológicas
miradas del porvenir.

Me inundé de vises cómicas
para soportar las rémoras.

Y fatigué mis adentros
entre inspiraciones primordiales.

Sopesé y medité.

Me apreté y grité:

¡Despacio! ¡Más despacio!


Comparte este artículo


Más artículos de El Desconsciente de Nicho

Ver todos los artículos de