Nueva tienda de empeños para ambiciosos y emprendedores

Perplejos en la ciudad

Una «Asociación de Vecinos Fracasados» nos hace llegar un folleto donde se anuncia la próxima inauguración en Barcelona de una tienda de empeños para hipotecar habitaciones, celdas de convento y de las otras, móviles, ordenadores, cuerpos, almas, vestidos y trajes de uso diario o de boda, disfraces de carnaval o de semana santa, zapatos y zapatillas en buen estado, gafas, relojes, anillos y cualquier otra bagatela. 

Todo será pignorado por un buen precio: tú empeñas lo que sea y recibes en préstamo una cantidad de dinero según el estado del objeto a empeñar. El interés a pagar se incrementará según los días que dure el empeño y se hará efectivo al devolver el préstamo y retirar el objeto empeñado. 

A destacar el beneficio preferente para dignidades hipotecadas, con derecho a rescate de la dignidad en caso de arrepentimiento o muerte súbita.

Los vecinos mejor informados aseguran que la tienda no se llamará Fausto ni Mefistófeles. 

Se advierte que en la inauguración de la tienda no se invitará ni a cava ni a pastas secas, aunque sí que habrá lectura de poemas por parte del Voluntariado Lírico del barrio.