Metafísica aplicada

Postales desde Andrómeda


—¿Nos casaremos de mayores?

—Yo creo que sí.

—Yo, también.

—¿Te casarías con un cantante?

—Sí.

—Y ¿con un carbonero?

—Si le quisiera, sí.

—A mí me gustaría tener cuatro hijos.

—A mí, ocho.

—¿Ocho?

—Sí.

—Pero… si fuera carbonero, no ganaría mucho dinero.

—No importa, yo les fabricaría los juguetes. Les haría muñecos de tela, los rellenaría de serrín y les pintaría los ojos, la boca…

—¿Sabes hacerlos?

—Sí.

—¿Me vas a hacer uno?

—Cuando tenga ganas.

—Y… ¿qué comeríais?

—Patatas con huevos fritos.

—Para eso queda mucho…

—Sí. Apaga ya.