Lodazal

Sin timón y en el delirio

 

desarrodillarme

del lodazal

acallar todo el ruido

       de mi yo

mi mística

es la mirada abierta.

 


Fotografía de Herbert List


Comparte este artículo


Más artículos de Muñoz Jaume

Ver todos los artículos de