La piedra

Oro Ijinle (Palabra de raíz profunda)

 

Tengo una piedra

que habla y dice »    «.

 

Un fragmento

triangular

de piedra.

Una ciudad destruida

hace muchas generaciones.

Los otros fragmentos,

cientos, miles,

fueron esparcidos

sin orden ni concierto.

Un gran anhelo,

un deseo sin fin:

buscar la cuna

del hombre muerto,

el reencuentro con el alma

que busca descansar en paz.

 

Esta piedra se encuentra

hoy

tranquilamente

posada en la estantería

de mi habitación

y continúa diciendo: »    «.

Pero ahora los fragmentos,

limpios de toda mancha,

fotografiados, uno por uno,

organizados en el suelo

del gran salón,

son una gran lápida

de nuevo.

 

Una vez más:

fragmento al fragmento,

como una resurrección,

un mosaico,

un rompecabezas.

Un juego de niños.


Comparte este artículo


Más artículos de Garnelo Elena

Ver todos los artículos de