Gervi

Los otros

 

 

 

Gervasio —entiéndase Gervi— Plenilunio Mas ostenta un difuso máster de canaricultura por homologar. Gervi siempre ha confundido la realidad con la realidad y no ha habido psicoanalista que lo remedie. Pero un donaire, un porte, una titulada cuna le permiten ir por la vida presumiendo. Gafas exclusivas, chaqueta tipo señorito, pantalones de pitillo de un par de tallas menor de la ortodoxa y unos mocasines convenientemente hebillados, completan la indumentaria, un museo ambulante. Gervi, en el fondo, es feliz.


Fotografía subrepticia del autor


Comparte este artículo


Más artículos de de Moragas Antonio

Ver todos los artículos de