Cinco años dando guerra

Leído por ahí

 

 

El Jefe me insta para que escriba alguna cosa con motivo del quinto aniversario de La Charca Literaria.

¿Y qué puedo decir? ¿Que llevamos cinco años publicando buena literatura en dosis homeopáticas?

Cada día lanzamos al aire dos textos nuevos —la mayoría breves— de narrativa, poesía y opinión. Cada día regalamos un soplo de aire fresco al cogote de nuestros seguidores. Cada día excitamos miles de cerebros con nuestras ocurrencias. Porque La Charca Literaria dispone de una larga lista de autores que nos ceden a diario sus ideas, sus historias y lirismos. Y también porque en la trastienda de este invento trabaja un equipo de expertos (¡estos sí!) en informática, diseño gráfico, redes sociales, revisión de textos y edición, que cuidan del producto antes de que salga a la luz.

Nacimos el once de diciembre de 2015 y hasta el día de hoy seguimos coleando en nuestra charca virtual. Somos una iniciativa libre y gratuita, tan húmeda, subterránea y subacuática como quieran ustedes imaginar. Y seguiremos así, desnudos e inocentes, mientras autores, técnicos y lectores sigan brindándonos su apoyo.

En noviembre de 2019 sacamos a la luz Vida subacuática, una antología de nuestros textos. Hicimos presentaciones y vendimos buena parte de la edición.

En junio de 2020 editamos Cartas crueles de Perico Baranda, una novela gamberra y deliciosa —a juicio de Pilar Pedraza— que vendimos por correo a causa de la pandemia.

De uno y otro libro nos quedan algunos ejemplares, y no queremos abandonarlos en nuestras estanterías para simiente de nabos.

Por esa razón y para festejar nuestro quinto aniversario, los ofrecemos al precio de diez euros cada uno. ¡Quince euros la parejita! Y solo durante esta semana. Pídanlos a contacto@lacharcaliteraria.com y se los enviaremos por correo.

Durante esta semana, además, recuperaremos algunos de los mil ochocientos textos que hemos publicado. Los replicaremos en esta página y los devolveremos a la vida, para satisfacción de sus autores y seguidores. Son textos únicos, escogidos con mimo, que no queremos olvidar.

Moraleja

Considerando lo anterior, trate de guiarse en lo sucesivo por las normas siguientes:

—Contacte con nosotros y adquiera Vida subacuática. «En esta antología—escribió Isabel Sucunza— encontrará bichos feos y bonitos, lluvia, plantas, amor, tortazos, muerte, gritos de alegría y de socorro, guerra, libros y pelis… todo impresito y encuadernadito; perfecto para metérselo en el bolso y llevárselo a un sitio sin enchufes, que siempre son los mejores sitios para desconectar».

—Compre también las Cartas crueles, de Perico Baranda, un libro «incisivo, mordaz, divertido, irreverente…. que recupera el espíritu de Perico Beltrán, Azcona, Tono, Álvaro de Laiglesia, Mihura… pero sin censura», escribió Miguel Martín Maestro.

—Pida sus ejemplares a contacto@lacharcaliteraria.com, con un treinta por ciento de descuento durante esta semana. Y si no puede invertir en nuestros libros, al menos léanos a diario y dele al like que aparece al pie de nuestras publicaciones. Necesitamos su apoyo moral para mantener la ilusión de que vale la pena vivir siendo renacuajos.