Alguna vez fui musa

Luciérnaga intermitente

 

Alguna vez fui musa.

Mi boca,
sueño de un beso,
mis ojos
regazo de miradas.

Deseo de cuerpo joven
cuando dejé de serlo.
Suspiro leve
que llenaba los silencios.

Hoy
detengo el tiempo en una sonrisa.

Mañana seré olvido
en la piel húmeda del tiempo.


Comparte este artículo


Más artículos de Benítez del Canto Anna

Ver todos los artículos de