Aguacero de las seis de la tarde

Las ciruelas tibias

 

 

aguacero

montevideano

de las seis de la tarde

 

brillo de luz

y de invierno

en las aceras

 

y la lluvia cayendo

 

conversación de

paraguas

 

me gusta el sur

cuando entibia el alma

y calienta

las distancias

 

dicen

que albinoni

nunca estuvo allí

temblando

de adagios

 

pero iba conmigo

sonando violines

las manos

en los bolsillos

y tu recuerdo

mojándome la cara


Fotografía de Jaluján


Comparte este artículo