Adverbio

Ultramarinos y coloniales

 

Solo el tiempo

es responsable

de los excesos de su paso.

 

Solo el amor

es capaz

de sostener la quietud del que espera.

 

Solo la vida

brinda

la oportunidad de visitar la caridad ajena,

la misericordia de las oportunidades

o el tenue tintineo

de la lluvia en noviembre.

 


Comparte este artículo


Más artículos de Ordóñez Montse

Ver todos los artículos de