A-partes

Susurros a bocajarro

 

Déjame al menos darte los buenos días tres días por semana.
Los demás días, dame tú las buenas noches.
El miércoles libramos.
Firma aquí, coge el cuchillo y llévate tu mitad.
No te asustes si sangro.
El corazón es escandaloso,
como las yemas de los dedos, la nariz y los poetas.


Collage de Susana Blasco


Comparte este artículo


Más artículos de Soteras Myriam

Ver todos los artículos de