Cuando el sol se acuesta solo

Las ciruelas tibias

.

cuando el sol
se acuesta solo
en los atardeceres

y las nubes se encienden
de vergüenzas

los árboles
aprenden a estar quietos

y viajan sus miradas

y callan los pájaros
cuando conversa la lluvia
con el agua

y cruza un arco la garúa

y cuando escampa
se abren las crisálidas
secando sus alas recién hechas

y aterciopelando el aire
el olor a flores
desnuda las adolescencias

y los colores esperan

hasta que la brisa salina del mar
como pájaros livianos
de luz
se los lleva

si quisiera llamarte

seguro
que aunque no estés

saber de tu olor lejano
acercándose a mi

ya me alcanza

y habrán
canciones viejas
con palabras viejas
de viejos poetas
que saben de las flores
que no conocen paseos

y su tristeza

de esa
miel de alondras imposibles
cuando lloras

de luciérnagas calladas
cuando cierras los ojos
y se duermen los colores
en noches
de luna llena

y el agua de la espera
amor

esa
que moja mi edad
y se escapa entre las piernas


Comparte este artículo


Más artículos de Novak Stojsic Jorge

Ver todos los artículos de