Tus ojos

Amor anatómico

 

(Detectan la luz y la convierten en impulsos electroquímicos)

Llegados a este punto confieso:

Que no será, el tamaño,

ni la forma,

ni el color,

lo que me atrape en ellos.

Sino lo que vean y cómo lo miren.

Y además informo:

Estoy deseando que me sorprendan

otra vez.

Disculpa si me ciego por un momento.

Es que hacía mucho,

que no notaba,

ese brillo cerca.

 


Comparte este artículo


Más artículos de Martina Luisa

Ver todos los artículos de