Tu columna

Amor anatómico

(Apófisis articulares)

Llegados a este punto confieso:

De arriba a abajo podría.

Pero prefiero ir

de abajo hacia arriba.

Sintiendo la subida con cada gesto.

Y además informo:

Serán treinta y dos veces las que mis labios descansen

durante el ascenso en cinco fases,

desde el cóccix hasta el axis

para terminar haciendo cima en el Atlas

mientras te miras el corazón.


Comparte este artículo


Más artículos de Martina Luisa

Ver todos los artículos de