Tu boca

Amor anatómico

(Puede considerarse una estancia con cinco paredes)

 

Llegados a este punto confieso:

que a este punto me cuesta llegar.

Es el viaje más largo que emprendo jamás.

Y además informo:

una vez lo alcance,

me querré quedar contemplando el paisaje

por mucho tiempo.

Si te abres y exhalas, respiraré de ti.

Si susurras y ríes, te tomaré a bocados cada vez que nos veamos.


Comparte este artículo


Más artículos de Martina Luisa

Ver todos los artículos de