Receta

Trampantojos

 

Turrón de almendra duro (como una Nochebuena en familia)

Ingredientes:

· 150 gramos de azúcar, con el que se aderezan los primeros saludos de la velada.

· 150 gramos de miel, que gotea sospechosamente de los buenos deseos que te dedica tu cuñada.

· 250 gramos de almendra cruda, al estilo de la habitual pulla despectiva acerca de tu indumentaria.

· 1 clara de huevo, antes de que se les hinchen a los invitados varones.

Elaboración:

Tuesta las almendras en el horno, imaginando que son tus inaguantables sobrinos histéricos. Introduce en una olla el azúcar con la miel, en un intento de contemporizar la situación. Caliéntalo a fuego lento, así, como te ponen la cabeza tus progenitores cuando se dedican a enumerar tus carencias, y ve mezclando. A su vez, monta la clara y hazla subir a punto de nieve, del mismo modo que sube el nivel de disgusto de los presentes a medida que transcurre la reunión.

Cuando la mezcla empiece a burbujear, o sea, cuando los ánimos ya estén a punto de explotar, retira la olla del fuego verbal, incorpora la clara montada en la exasperación, vuelve a incorporar la olla al calor de la discusión y prosigue la cocción sin dejar de remover, para que todo el griterío se espese y la mezcla adquiera la textura del caramelo (envenenado). Entonces incorpora las almendras que braman «¡Mamá, dile que ahora me toca a mí la Play!» y mezcla bien.

Deja entibiar unos minutos procurando controlar los nervios y vierte la masa del turrón en un molde, ese que se repite cada Nochebuena. Alisa la superficie con suspiros de resignación y deja enfriar. Una vez duro, puedes utilizarlo para descalabrar a tus familiares, lanzándoselo a la cabeza en los postres.


Comparte este artículo


Más artículos de Grandal Ana

Ver todos los artículos de