Ponga un libro en su vida el día de San Valentín

Perplejos en la ciudad

 

En vísperas de San Valentín, día de los enamorados, encontró un prospecto de propaganda tirado en la calle, justo al salir de una tienda de ortopedia a la que había acudido para informarse sobre productos para ceñir hernias inguinales (antaño, bragueros). Cogió el prospecto (siguiendo el ejemplo de Cervantes) y lo leyó allí mismo, a la luz del escaparate de la tienda:

REGALO IDEAL PARA SAN VALENTÍN

Recomendamos la última novela de Eleuterio Verde del Campoamor,
famoso autor cuyas obras conocen bien, y disfrutan, todas las parejas fielmente enamoradas
-hoy más que ayer y menos que mañana-,
cuyo título es el siguiente (apúntenlo en la memoria, en el corazón o en aquello que tengan más a mano):

Cagada de pájaro sobre la cabeza del enamorado que en la esquina esperó a la amada en vano

Cierto que el título -añade el prospecto- es un poco largo y puede sonar a verso barroco en los oídos delicados de los aficionados a la poesía (esos bichos raros). Desmedido, largo título, sin duda. Por eso aconsejamos retenerlo en la memoria o apuntarlo en un papel. Porque comprarlo no sólo es recomendable por la historia de amor que contienen sus páginas, profusamente ilustradas con imágenes de cuerpos desnudos de amadas y amantes muertos, a todo color. Sino que es vital y amorosamente imprescindible para lectores de cualquier edad.

Especialmente recomendable para aquellos que aún tengan el vigor y la ilusión necesarios para masturbarse en casa, en los lavabos del trabajo o en un bar, en un Centro Cívico o en algún Ateneo, o en cualquier otro lugar reservado. En caso de que las fuerzas o el afán ya falten, fallen o no follen (efe sintomática), acompañados o en solitario como antes, será más recomendable aún la lectura del libro -esto es, hojear y ojearlo- para recuperar vigor, ilusión y fantasía. Sexólogos y otros especialistas han certificado en carne propia el poder vigorizante de sus páginas, mucho más estimulante y natural que la solución química de esas indigestas cápsulas para la erección.

Advertencia 1ª: Se aconseja escribir el título en un papel, a modo de recordatorio, antes de ir a la librería y pedir un ejemplar de: Cagada de pájaro sobre la cabeza del enamorado que en la esquina esperó a la amada en vano.

Advertencia 2ª: Si después de la lectura las parejas se separan como los personajes de la novela, y vive cada uno en su casa, como es debido, sin incordiar al otro o a la otra, el autor habrá cumplido con su misión literaria en la tierra, a saber: que cada uno se lo monte solo en su casa. De no ser así, paciencia.

Advertencia 3ª: El insigne autor, Eleuterio Verde del Campoamor, ruega a los críticos que en sus reseñas no le llamen profeta ni poeta.

Advertencia 4ª: Los dos poemas obscenos y de mal gusto -sonetos de autoría anónima- que abren y cierran el libro, impresos en papel satinado, de hoja recortable, son ofrecidos al lector o lectora a modo de complementos. Podrán ser recortados y usados, sin desdoro de la obra, en caso de eyaculación precoz -durante la misma lectura, o unos segundos después. (Al ser papel satinado, para una mayor suavidad, también puede resultar algo resbaladizo. Precaución.)

 


Comparte este artículo