Poemas cortos 5

Sin timón y en el delirio

 

I start a picture and I finish it.
I don’t think about art while I work.
I try to think about life.

Jean-Michel Basquiat

 

Siempre he tenido un problema con los relojes.
Bajo un alud de tiempo vivido y horizontes inminentes,
te clavan a un momento y te arrancan de lo eterno.

Había dos figuras sentadas en aquel banco.
Una vestía de blanco, otra de negro. Se miraban
como en un espejo inverso. Su parecido era eterno.

Querer siempre dejar huella en la noche
y dejar tatuados dioses en las habitaciones.
Como la ciudad de un emperador en llamas.

 

Un día va y decides vivir sin retrovisores.
Pero entonces revives esa mañana en Roma
a lomos de tu padre: la maravilla. Y se te pasa.

A veces me levanto con un templo hindú en el corazón,
con música en las escaleras, monos, efigies rojas y doradas.
A veces con las cenizas de una pira que el río arrastra.


Comparte este artículo


Más artículos de Muñoz Jaume

Ver todos los artículos de