Pensar en otra cosa

Oro Ijinle (Palabra de raíz profunda)

Camino de vuelta a ninguna parte
en la luna los perros babean
sobre los rayos plateados
brillando en el fósforo
extraño y excitante
bailando fuera de ritmo
corriendo
persiguiendo musarañas
es como un cuento para niños

los niños
con las cabezas
como sacos rectangulares
tristes y traviesos
meticulosos y taciturnos
flemáticos y amargos
cuando hablan de salir
a los opalescentes líquidos
en los pastos acompasados
pero . . . espere

los niños nunca hablan
sólo mueven la cabeza
y esto conlleva un enorme esfuerzo
fardos atados sobre sus frentes
lloran bajo periódicos enrollados
lavan sus ropas en las cunetas
en los estanques
o en el mar, si lo encuentran

en ocasiones, nos inventamos historias
que recuerdan las frutas
mientras van sucediéndose
las explosiones de plutonio
las peras, que eran tan verdes
y los aguacates
la miel dorada y los espárragos
como la melena de un león bajo la lluvia

mi boca se hace agua
estoy acostumbrado a estas historias
estoy acostumbrado a la tierra estéril y mordida
encendida en llamas y mentiras
estoy acostumbrado
a nuestras caras bajo esta nueva luz
desapasionada y salvaje
esto aprendí de mis amigos
años librando guerras inútiles
sin poder pensar en otra cosa.


Comparte este artículo


Más artículos de Garnelo Elena

Ver todos los artículos de