Pedicura con peces

Perplejos en la ciudad

 

Busque y encuentre un nuevo servicio en el Barrio Gótico de Barcelona: “Pedicura con peces vivos”, por sólo 9 euros.

Masaje que se aplica poniendo los pies en el interior de un recipiente de vidrio con agua, con peces nadando y mordisqueando los pies, como si fuera un acuario o una pecera con pies.

Gracias a la transparencia del agua y el vidrio, el cliente puede observar la acción de los peces en la piel, que nadan sin parar y se demoran unos instantes entre las plantas y los dedos de las extremidades inferiores, o pies, del cliente.

Muy recomendable para nativos andarines y turistas que, rechazando todo tipo de velomotor, bicicleta tradicional y patinete eléctrico, andan arriba y abajo, de derecha a izquierda, dando vueltas y vueltas alrededor de los bloques y pináculos gaudinianos, antes de caer rendidos en la arena de la playa que todo lo soporta.

Sólo 9 euros, y tendrá a sus pies este singular séquito de peces minúsculos en torno a los tobillos, que, al mordisquear, le limpiarán las impurezas del andar a ciegas por estas calles húmedas, donde brilla más el shoping que el sol.

No se lo pierda, no piense más: Pedicura al agua, con peces frescos y vivos. La nueva moda relajante para toda clase de caminantes, o andarines de su órbita, como diría el poeta Juan Ramón Jiménez.


Comparte este artículo