Onanismo

Estado gaseoso

El coitus interruptus existe y, por si algún humano poco informado desconociera ese truco, el Antiguo Testamento lo pone negro sobre blanco.

Sonrisas

Rincones oxidados

¡Dios mío de mi vida, qué resolutivo! Tanta decisión en un hombre me embriaga. Con solo imaginar esa cantidad de músculo —del que bien quisiera rendir cuentas—rebotando contra la puerta, me estremezco.