Elecciones

Rincones oxidados

Recuerdo perfectamente a la mujer que yace apuñalada sobre el suelo del comedor. Ahora está tendida sobre un lecho de sangre gomosa que empapa la alfombra.

¡Nos vamos de fiesta!

Un salacot en mi sopa

A través de las andanzas de François, el inefable cartero-ciclista interpretado por Tati, somos testigos –casi aprendices de antropólogo- del revuelo que causan en el pueblo los preparativos de la fiesta local.