Carmen

Retales

Su rostro despide claridad, sus ojos risueños contemplan, satisfechos, a la niña con trenzas.

La presa

Oscuro, casi negro

La vi salir de su portal: vaqueros ajustados, botas de cuero remachadas y un chaquetón marino con bufanda de colores formando figuras étnicas que le tapaba la boca.