La meta

Floraciones

 

Correr tanto para llegar ¿a dónde?

Como si no supieras que el tiempo nada dura,
que es apenas un instante, visible
solo
cuando se mira,
un punto cuántico
que muda
ante la distraída atención.

Para qué correr si no hay fin, solo suma
de errores
cuyo peso cargas en el equipaje.

Correr para vararte.


Comparte este artículo


Más artículos de Rodríguez Rita

Ver todos los artículos de