Ese momento de silencio

Sin timón y en el delirio

Ese momento de silencio
Leer los libros
de atrás hacia delante
y de abajo hacia arriba
tiene sus ventajas

como por ejemplo
ver que un final
se convierte lentamente
en principio

no sé, da la sensación
de poder deshacer la muerte,
de vencer el vértigo de la caída
saltando de espaldas al cielo

explotar en un coito
de llama y viernes
para acabar conociéndonos
con café el jueves

céntrate en ese momento de silencio:
la colilla duerme en el cenicero,
sin pedirle permiso a nadie, sin prisa,
va encendiéndose, perezosa
¡hasta precipitarse
sobre la llama espontánea de un mechero!

así es como todos los llantos
terminan siempre en sonrisa
¡siempre!

y como la poesía vuelve irreversiblemente
a la página en blanco,
la bendición de la nada

Fotografía de Lolita Lagarto


Comparte este artículo


Más artículos de Muñoz Jaume

Ver todos los artículos de