¡Escucha la voz del fuego! Oráculo caldeo

Chamanita Muskaria

 

Rías de tinta roja recorren mis laderas

Escribo ardiendo

como lava que se pega a mis dedos

los deshace.

¿Cómo contar la furia?

El ardor inextinguible

que me puebla.

Balbuceos ígneos

signos de llama-do

la imagen, arde,

me quema.

Ardo en símbolos

El fulgor de lo no-dicho

incendia mi boca.

¿Cómo contar la furia

si la memoria del fuego, la calcina?

Tus manos en el centro de mi abismo.

La piedra verde resplandece.

Hallar la luz en las tinieblas

El sol de medianoche

buscar la cicatriz que me precede

en ojos puerta, ojos limbo, ojos muerte

¿Cómo rescatar la furia del incendio

si ella misma es el incendio

que escribe estos versos?

 


Comparte este artículo