Declaración, reclutamiento y plan de ataque

El buscador de tuétanos

 

Declaro la guerra
a todo lo que aleje
al ser humano de la poesía.

 

Será reclutada cada persona
que comparta conmigo
la necesidad de romperse el alma
buscándole el sentido a la vida.

 

Pero absténganse
de alistarse en esta armada
quienes no sientan el arte
tan necesario como el sexo,
el agua o el pan.

 

Porque, camaradas, es hora de darlo todo
en un ataque frontal.
Arrasar con los prejuicios, la caspa,
la castración escolar y la solemnidad
con que lo estéril se perfuma de importancia.

 

Luego, asalvajarnos completamente e ir
a por futbolistas, estudios de televisión,
publicistas, gurúes del reggaetón;

 

dinamitar cada uno de los puentes
por donde llegan las imágenes y sonidos
con que ponen vallas a la imaginación.

 

Y una vez cortadas todas las comunicaciones,
desmanteladas todas las antenas,
en el ansiado cara a cara
con el resto de la humanidad:
arrancarnos el corazón de un verso
y entregárselo, de nuevo,
como llevamos eternidades haciendo.


Comparte este artículo


Más artículos de Facelli Danilo

Ver todos los artículos de