Cuando la soledad grita tu nombre

Luciérnaga intermitente

 

Cuando la soledad
grita tu nombre,
ebria de amor
corro a tu encuentro.

Busco bajo mi sombra
las caricias derramadas
que murieron
a manos de la lujuria

Me adentro
en los dominios del sentimiento,
y me hallo
en los ojos del amor
que derrota mi vida.


Comparte este artículo