Cordura

Luciérnaga intermitente

 

 

Cordura;

palabra enjuta de lomos grises.

La razón,
con los brazos en jarra,
le ha echado la llave al corazón
hasta que olvide el nombre que vibra en su latir.

Abatido,
escucha los motivos
por los que debe darse por vencido
y no resistiendo el dolor,
de un vuelco,
ha descosido el pecho y ha saltado al vacío.

Se derrama en el suelo
huyendo de tanta sensatez.

Fotografía de Herbert List


Comparte este artículo


Más artículos de Benítez del Canto Anna

Ver todos los artículos de