Carmen

Retales

Su rostro despide claridad, sus ojos risueños contemplan, satisfechos, a la niña con trenzas.


Jaime

Retales

Cruje el camino al contacto con las botas de Jaime. Corretea por entre las matas y no atiende al grito de su padre que le llama: Jaime, Jaime, ¿dónde te metes?


Nazario

Retales

La madreselva amenaza con sus capullos todavía verdes, cerrados, hacerse insoportable con su aroma.