Raimundo

Retales

Raimundo huele a colonia masculina, de esas que han sido un clásico. Se peina hacia atrás como quien quiere resaltar las ondas en su pelo excesivamente lustroso. Luce bien pero su aspecto es anticuado.


Margarita

Retales

No hace caso de la maldita publicidad de las colonias, ni de los anillos de diamantes, ni de las sortijas con rubíes, ni los deshabillés con festones bordados, ni de las braguitas de blonda.


María

Retales

La niebla se ha posado sobre el valle. Desde las colinas y los montes, desde arriba, parece un manto pesado de un blanco incierto que todo lo somete.


Nicolás

Retales

Se enfunda el traje rojo y blanco, se dispone un cojín en el vientre para parecer gordo y se encasqueta una peluca y una barba blancas para cubrir las apariencias.


Merilyn

Retales

Merilyn es delgada, enjuta, tiene el pelo blanco plateado y lo lleva peinado en una media melena con raya rectísima a la izquierda.


Antonio

Retales

A Antonio le ríen los ojos cuando mira. Son pequeños, claros, todavía diáfanos y desprenden una luz risueña.