Los enemigos de la alegría

La rana dorada

La Navidad es la celebración del solsticio de invierno: el momento en que la noche empieza a flojear y da paso a la luz; no es una fiesta cristiana ni judía (de la cual el cristianismo es una derivación sectaria más), ni obviamente musulmana. Las Navidades no pueden ser más que paganas y la palabra pagana ha de depurarse de su contenido peyorativo, aportado por los urbanitas de ayer y hoy.