Marasmo

Escalofríos

Los clientes que llegaban al bar ignoraban su presencia, ya que, para casi todos, se había convertido en un elemento más de la decoración del local.


Tres golpes

Escalofríos

Sólo al salir de la oficina y apuntarme con unos compañeros a tomar unas copas en un bar cercano, pareció retirarse de mi espíritu esa incómoda sensación de que algo no andaba bien en mi interior.


La nota

Escalofríos

Fue tal la soledad y el vacío que sintió cuando ella se marchó que le pareció que su cuerpo, henchido hasta entonces, perdía todo su aire y se arrugaba de manera angustiosa, haciéndose pequeño e insignificante.