Casablanca

Sin timón y en el delirio

 

Casablanca,

montañas

de neumáticos

en las esquinas,

palacios

de polvo añejo,

templos

de cerillas

y piedras

y pelotas

y palos

y pelos

en la barbería

de papel pintado.

Escultores

de tuberías

en la calzada,

subasta

a la baja,

hombres grifo

esperando

un rato

un grito

un trato,

y callejas

todo manos

todo ojos

todo ruina

todo orejas.

 

Fotografía de Lolita Lagarto

 


Comparte este artículo


Más artículos de Muñoz Jaume

Ver todos los artículos de